Biografía de Samuel Hahnemann 2017-09-08T01:41:30+00:00

Biografía de Samuel Hahnemann

Mucho se ha escrito sobre la vida de Hahnemann, por lo que aquí solo se mostrará brevemente el periplo desde que nació el 10 de abril de 1755 en Meissen hasta que murió el 2 julio de 1843, a la edad de 88 años, en Paris.

Figura 1: Periplo de Hahnemann desde Meissen hasta Paris en flechas

Figura 2: Casa natal de Hahnemann en Meissen

Para estudiar medicina, Hahnemann se trasladó a Leipzig a la edad de 20 años (julio de 1775).  Sin embargo, dos años después se marcha a Viena, para adquirir la práctica que le faltaba en Leipzig. Allí estuvo trabajando bajo la tutela del Dr. Quarin, quien también le procuró el puesto de médico privado y bibliotecario de Samuel Bruckenthal, gobernador de Hermannstadt (actual Sibius, Rumanía). Permanecería allí 21 meses, tiempo pasço estudiando la inmensa biblioteca del gobernador (hoy en día, se cifra en unos 300.000 ejemplares y se encuentra en el Museo Nacional en Sibiu).

En 1779, Hahnemann abandona esta cómoda posición para dirigirse a Erlangen para hacer su doctorado. Pocos meses después  presentó su tesis doctoral:  Conspectus adfectuum spasmodicorum aetilogicus et therapeuticus (Consideraciones sobre la etiología y el tratamiento de las afecciones espasmódicas). Al principio de su tesis, se puede leer : “en grandes empresas, el intento es suficiente”, del poeta Propertius. Quizá incluyera esta frase porque no había quedado del todo satisfecho con su trabajo, realizado en un tiempo record.

Finalizado su doctorado, se trasladó a Hettstedt, donde estuvo hasta en 1781, año en que marchó a Dessau. Allí estuvo trabajando en  la “Mohrenapotheke”, en donde conocería a su futura mujer, Johanna Henriette Küchler, de 17 años. Cuando se casaron en 1782, marcharon a Gommern, en donde nacería su primera hija.

En 1785, se trasladan a Dresde, en 1788 a Lockwitz y en 1789 a Leipzig, ciudad que abandonaría pocos meses después para vivir en Stötteritz. Es presumible que dejara Leipzig por razones económicas. Ya tenía 5 hijos, y la ciudad universitaria era mucho más cara que la pequeña Stötteritz a pocos kilómetros de Leipzig.

Figura 3: Hahnemann – 1ª etapa: 1755 – 1789

En todo este tiempo, la fuente principal de ingresos del médico eran las traducciones, sobre todo,del inglés, italiano y francés que todos conocemos. Por ejemplo, en los escasos 3 años que permaneció en Stötteritz tradujo 8 libros, entre ellos, la obra del conocido farmacólogo escocés, William Cullen, la cual no solo tradujo, sino que complementó con importantes rectificaciones y que quizá fuera crucial para el futuro de Hahnemann.

No obstante, también encontraba el tiempo para publicar sus propios escritos, como por ejemplo, en 1784, Anleitung alte Schäden und faule Geschwüre zu heilen” (Instrucciones para curar viejas lesiones y úlceras putrefactas)  y en 1789, “Über die Arsenikvergiftung” (Sobre la intoxicación por arsénico).

En 1792, fundaría el hospital psiquiátrico en Gotha (Schloss Georgental), en el que solo pudo tratar a un único paciente,  el escritor Klockenbring. Gracias al tratamiento “revolucionario”, el paciente sanó y pesar de que supuso un gran éxito para Hahnemann, no le llegaron más pacientes.

Después de cerrar el hospital, seguirían unos años de constantes cambios de domicilio. Su periplo le llevaría Molschleben (1793), Göttingen (mayo de 1794), Pyrmont (otoño de 1794), Wolfenbüttel (enero 1795), Braunschweig (agosto de 1795), Königslutter (1796), Altona Hamburg (1799), Mölln (1800), Machern (junio de 1801), Eilenburg (agosto de 1801), Dessau (1804), Torgau (1806) y de vuelta a Leipzig (1811).

Los motivos de sus frecuentes cambios de domicilio son muy variopintos, y van desde los económicos hasta trifulcas con médicos locales o fracasos de sus tratamientos.

No obstante, es una época muy prolífica en lo que a la homeopatía se refiere. En 1796, publicó su ensayo: Versuch über ein neues Prinzip zur Auffindung der Heilkräfte der Arzneisubstanzen… (Ensayo sobre un nuevo principio para determinar los efectos curativos de los remedios), en el que formularía por primera vez la ley de las similitudes. En 1798, presentó el Apothekerlexikon, un diccionario farmacológico reconocido por todos los expertos. El inicio de la redacción de sus diarios clínicos se cifra alrededor de 1800 (el primero se ha perdido). En estos diarios, Hahnemann anotaba correlativamente las visitas y tratamientos de sus pacientes. Ya en 1805, publica los Fragmenta de viribus mediamentorum, en dos volúmenes, uno de Materia médica (27 remedios)  y el otro, una especie de repertorio con ordenación alfabética de los síntomas con sus respectivos remedios. Le seguiría en 1806, Heilkunde der Erfahrung que se considera obra precursora del Organon, publicado en su primera edición en 1810. En 1811, empieza con la primera edición de la Materia Medica Pura,  en cuyo primer volumen incluye 12 remedios (Belladonna, Dulcamara, Cina, Cannabis sativa, Cocculus, Nux vómica, Opium, Moschus, Oleander, Mercurius, Aconitum, Arnica).

Durante todo este tiempo, Hahnemann había ido simultaneando su labor médica y sus estudios sobre la homeopatía con su trabajos de traducción que, a lo largo de muchos años, le habían procurado la subsistencia. fue en el año 1806 cuando realizaría su última traducción, la Materia Medica de Albrecht von Haller.

Figura 4: Hahnemann 2ª etapa: Periplo de ida y vuelta a Leipzig

Después de su llegada en 1811 a Leipzig, Hahnemann reconoció que, para la divulgación de la homeopatía, debía entrar en la Facultad, por lo que solicitó su habilitación. De hecho, para ello presentó una tesis tan puntillosa, como tediosa: De helleborismo veterum, la cual fue aprobada. De este modo, Hahnemann pasó a ser docente en la Facultad de Leipzig.

En los 10 años que pasó en esta ciudad, su consulta florecía, tenía alumnos fieles que le ayudaban en las patogenesias y Hahnemann se había convertido en un médico afamado, tan aclamado por unos como denostado por otros. Por ello, cuando murió el Príncipe Schwarzenberg, a cuyo tratamiento Hahnemann solo había accedido con reticencias conociendo su estado grave, sus detractores se echaron sobre él. Llegó hasta el punto que le quitaron su derecho a la autodispensa, con lo que Hahnemann se vio obligado a volver a cambiar de ciudad.

Figura 5: Habitación de Hahnemann en Leipzig

En 1821, el Duque zu Anhalt-Köthen le brindó el derecho de autodispensación y Hahnemann marchó a Köthen, ciudad en la que permanecería hasta 1835.

En 1830 murió súbitamente su primera mujer. Todo hacía presagiar que el médico se iría retirando poco a poco. Pero en 1834, desembarcó Melanie d’Hervilly, parisina de 35 años, con la intención de ser tratada por Hahnemann. El hecho es que se enamoraron, se casaron y se  marcharon en 1835 a París.

Figura 6: Casa de Hahnemann en Köthen

Durante estos años, Hahnemann había seguido con sus publicaciones.   La Materia médica llegó hasta una tercera edición (vol. 1, 1830 y vol. 2, 1833), el Organon andaba por su 5ª edición (1833) y en 1828 comenzó con la publicación de las primera edición de las Enfermedades crónicas (en 1835, la segunda edición). A lo largo de todos estos años, Hahnemann seguía llevando sus diarios clínicos.

Figura 7: Hahnemann – última etapa: de Köthen a Paris

Después de su marcha el 21 de junio de 1835 a París, Hahnemann parecía no tener ninguna intención de seguir practicando la medicina. Prueba de ello es que dejó los diarios clínicos en Köthen como herencia para sus hijas.

Sin embargo, la pregunta que en retrospectiva se plantea, es cuántas horas había pasado Hahnemann en París, cuando vio el primer paciente. De hecho, el primer diario clínico francés se ha perdido y en el segundo, las visitas empiezan en diciembre de 1835. Es decir, que de junio a diciembre, ya rellenó un tomo entero (con unas 300 – 400 páginas) con pacientes.

Al verse otra vez practicando, poco tiempo después de su llegada a París, solicitó los diarios clínicos alemanes a sus hijas, con la promesa que se les devolvería tras su muerte. Esto no ocurrió nunca. Melanie se apresuró a escribir en las guardas de todos los diarios que eran de su propiedad.

Figura 8: Casa de Hahneman en la calle Milan en Paris

El tiempo en París no debió ser una mala época. Podían asistir a fiestas y actos públicos, Melanie escribía la mayor parte de las consultas (como se desprende de los diarios) y Hahnemann podía seguir desarrollando sus actividades literarias. Durante esta época, preparó la sexta y última edición del Organon.

Se conserva un total de 18 diarios clínicos franceses, pero tan sólo 14 pueden considerarse como de Hahnemann (los otros son de Melanie y en parte de fechas posteriores a la muerte del maestro).

Hahnemann moría el 2 de julio de 1843 y fue enterrado en una pequeña tumba en Montmartre. Muchos años después de que la tumba hubiera quedado olvidada y estaba a punto de perderse por completo,  Bradford y Platt (dos homeópatas americanos) lograron encontrarla. Así, en 1898, los restos de Hahnemann pudieron ser trasladados al cementerio de Pierre Lachese, en donde se encuentran actualmente.

Anécdota: Una de las traducciones de Hahnemann, Historia de Abelardo y Eloisa (1789),  es considerada la mejor traducción al alemán de esta obra de J. Barrington. Los restos mortales de los protagonistas, el abad filósofo Abelardo y su amada Eloisa, también fueron trasladados a este cementerio y se encuentran no muy lejos del mausoleo de Hahnemann.

ASOCIACIÓN SIMILIA
  • info@similia.es

  • (+34) 944 21 34 99

SÍGUENOS EN TWITTER

Recent Tweets

SÍGUENOS EN FACEBOOK

ÚLTIMAS NOTICIAS