Usos y Aplicaciones 2017-06-10T19:10:23+00:00

Usos y Aplicaciones

LA HOMEOPATÍA ES UN TIPO DE MEDICINA ALTERNATIVA O COMPLEMENTARIA PARA TRATAR TODO TIPO DE ENFERMEDADES Y DOLENCIAS.

Los medicamentos homeopáticos pueden estar indicados en numerosas enfermedades tanto agudas como crónicas.

En una enfermedad aguda como por ejemplo una gripe, o una gastroenteritis el médico homeópata elige el medicamento homeopático teniendo en cuenta los signos y síntomas que el paciente experimenta desde el comienzo de su enfermedad y ese es el o los medicamentos que va a administrar al paciente lo que le va a permitir una restitución global muy rápida de su proceso patológico.

En caso de que se trate de una enfermedad crónica como puede ser un asma, o una artritis reumatoide, o de una gastroenteritis crónica, el médico homeópata, además de los síntomas clínicos de la enfermedad va a tener en cuenta otros signos generales del paciente, valorará mucho los antecedentes patológicos de esa persona, su constitución, su forma de ser, su caracter, su actitud ante la vida etc.. y toda esta información le permite al médico homeópata identificar el o los medicamentos homeopáticos que esa persona va a necesitar para su curación.

El tratamiento homeopático hace que los episodios repetitivos de esa enfermedad crónica se vayan espaciando hasta desaparecer.

ALGUNOS USOS

Son numerosas las enfermedades que se pueden tratar con Homeopatía, en muchas ocasiones el tratamiento es curativo y en algunas es paliativo en caso de que la enfermedad sea ya irreversible.

Entre las enfermedades que se benefician más del tratamiento homeopático podemos destacar las siguientes:

Problemas pediátricos

Otitis, anginas, bronquitis, asma, diarreas, vómitos, problemas de piel, aftas, problemas durante la dentición, trastornos del sueño, alteraciones en el rendimiento escolar, alteraciones en el comportamiento.
Problemas ostero-articulares

Todo tipo de dolor muscular y/o articular sea por artrosis o por artritis: dolor de cuello, de hombros, de codos, de muñecas. Lumbago, lumbociática, dolor de rodillas, dolor de tobillos etc… Esguinces, contracturas etc…
Problemas dermatológicos

Eczemas, urticarias, acné vulgar, acné rosácea, forúnculos de repetición, verrugas vulgares, papilomas plantares, molluscos contagiosos, herpes simple y zoster, psoriasis.
Problemas otorrinolaringológicos y bronquiales

Titis, rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis, laringitis, traqueítis, y bronquitis, asma. Tanto infecciosos como alérgicos.
Problemas digestivos

Acidez, ardor, pesadez, malas digestiones, flatulencia, úlcera gastro-duodenal, diarrea, estreñimiento, náuseas, vómitos, aftas.
Problemas ginecológicos

Dolor durante la regla, alteraciones de la regla, síndrome premenstrual, trastornos de la menopausia, infertilidad.
Infecciones de repetición

garganta, senos, nariz, oídos, conjuntivas, laringe, bronquios, pulmón, piel, vejiga etc…
Problemas de comportamiento y psiquiátricas

Ansiedad, angustia, depresión, estrés, cansancio psíquico.
Traumatismos

Todo tipo de traumatismos: caídas, golpes, contusiones, fractruas óseas.
Problemas oftalmológicos

Conjuntivitis, blefaritis, orzuelos, dacriocistitis, uveítis.
Problemas urológicos

Infecciones urinarias de repetición, prostatismo.
Problemas cardiocirculatorios

Hipertensión arterial, arteriopatías periféricas.
Problemas endocrinológicos

Obesidad, hipotiroidismo, hipertiroidismo.
Problemas venosos

Varices, pesadez de piernas.
Problemas neurológicos

Cefaleas y migrañas.
Disminución de las defensas
Cuidados paliativos

En el tratamiento de los diversos síntomas que aparecen en el curso de la evolución de la enfermedad, mejora el estado general del paciente y contrarresta los efectos secundarios de otros tratamientos

Estos son sólo unos ejemplos, pero la lista podría ser interminable, y además hay que reseñar que la Homeopatía es muy efectiva en todas aquellas patologías de difícil determinación o con síntomas contradictorios o paradójicos.

En las enfermedades de repetición los medicamentos homeopáticos aumentan las defensas y regulan el organismo del sujeto enfermo haciendo que este deje de enfermar.

“La homeopatía es una excelente medicina preventiva”

BOTIQUÍN BÁSICO HOMEOPÁTICO

TODOS A LA 30CH Y EN GRÁNULOS.

FORMA DE USO
Diluir 2-3 gránulos en 10 cucharadas soperas de agua mineral. Agitar 8-10 veces antes de cada toma. La frecuencia de repetición depende de la gravedad y del estado del paciente, pudiendo ir desde cada 4-5 minutos hasta cada 24-48 horas.

  • ACONITUM: Pánico, miedo por accidentes. Fiebre repentina e intensa por frío seco.

  • APIS MELLIFICA: Picaduras de insectos, abejas.

  • ARNICA MONTANA: Traumatismos, contusiones, golpes.

  • ARSENICUM ALBUM: Gastroenteritis, intoxicaciones. Quemaduras de tercer grado. Conjuntivitis de las nieves, mal de montaña.

  • BELLADONA: Insolaciones, congestiones, fiebres congestivas.

  • CALÉNDULA: Heridas, abrasiones (cicatrizante, desinfectante).

  • CANTHARIS VESICATORIA: Quemaduras con ampollas (1º y 2º grado).

  • CAUSTICUM: Quemaduras internas y externas (por cáusticos).

  • COCCULUS INDICUS: Mareos en vehículos, mareos en barco.

  • CHINA: Fiebres, paludismo, diarreas.

  • HYPERICUM PERFORATUM: Heridas punzantes, muy dolorosas. Antitetánica.

  • LEDUM PALUSTRE: Picaduras de insectos, serpientes y arañas. Heridas, hematomas fríos. Antitetánica.

  • RHUS TOXICODENDROM: Esguinces y torceduras, después de Arnica.

  • RUTA GRAVEOLANS: Golpes óseos, fracturas, esguinces tendinosos.

  • COLOCYNTHIS: Calambres abdominales, dolores intensos, de retorcerse (en menstruación, gastroenteritis…).

  • EUPHRASIA OFFICINALIS: Lesiones oculares con gran irritación. Conjuntivitis.

  • FERRUM PHOSPHORICO: Sangrado de la nariz por golpes. Fiebre sin saber el origen.

  • GLONOINIUM: Insolaciones graves. Dolores de cabeza por el sol y por la altitud.

  • LACHESIS: Heridas gangrenadas, picaduras y mordeduras, incluso de serpientes. Espasmo de glotis, asfixia.

  • NUX VOMICA: Intoxicación etílica. Vómitos por exceso de comida, diarreas por comidas o por agua con dolor de tripa y cabeza.

  • OXALICUM ACIDUM: Picaduras muy dolorosas (serpientes, arañas, rayas…).

  • PHOSPHORUS: Shock eléctrico. Sangrado de la nariz o de las encías.

  • STAPHISAGRIA: Dolor por heridas cortantes.

  • BRYONIA: Fiebres agudas (pleuritis, peritonitis). Lesiones musculares y tendinosas (no te puedes mover). Dolor de muelas.

  • MERCURIO SOLUBILIS: Anginas purulentas. Disentería tropical.

  • PODOPHYLLUM: Diarreas muy malolientes, fétidas, líquidas.

  • TINTURAS MADRE

  • CALENDULA: En heridas y abrasiones. Cicatrizante y desinfectante. Para cura de heridas: 20 gotas en 10 cucharadas soperas de suero fisiológico.

  • URTICA URENS: Uso directo en picaduras.

  • POMADA ARNICA: Golpes, moratones. No aplicar en heridas.

  • POMADA CALÉNDULA: Heridas, abrasiones, quemaduras (incluso solares).

ASOCIACIÓN SIMILIA
  • info@similia.es

  • (+34) 944 21 34 99

SÍGUENOS EN TWITTER

Recent Tweets

SÍGUENOS EN FACEBOOK

ÚLTIMAS NOTICIAS